CONSEJOS PARA CUIDAR AL CUIDADOR

Hay que ser consciente de las limitaciones físicas y psicológicas. No llegamos a todo. Intentar ponerse pequeños objetivos y no obsesionarse con ellos.

No estés solo. Comparte tus sentimientos y emociones. Busca ayuda de un profesional. Conecta con alguna fundación que pueda ayudarte a compartir tu problema con otras personas que tienen el mismo.

En las situaciones límites, intenta siempre estar acompañado de otra persona. Es muy importante no sentirse solo y compartir la frustración con otra persona. Cuando vivimos una situación, podemos empatizar mejor con la otra persona y así comprender mejor el problema. 

Genera espacios en casa de auto-control. Si es necesario, habilita un espacio en casa como refugio para rebajar los enfados y otorga elementos para el auto-control. 

No intentes resolver una situación en un estado de crisis o alarma. Es mejor esperar que se calmen los ánimos que provocar una situación aun más insostenible.

Permítete desconectar. Intenta en la medida que sea posible crear espacios íntimos para volver a conectar con tu vida.

El objetivo no es curar, es cuidar. Perdónate, no cargues con esa culpa porque de nada sirve, más que para agravar el problema. 

Acepta que hay un problema y que quizás hay que convivir con ello. Comprender la situación de un modo objetivo y profesional, nos ayudará a entender mejor la realidad en que nos desenvolvemos y prevendrá frustraciones.

© 2023 by Art School. Proudly created with Wix.com

  • c-facebook