TEA (trastorno de espectro autista)

Estrategias de convivencia en casa

Partimos de la base, que este mundo no está hecho para niños con autismo. Como consecuencia de esto, el niño o niña, sufre una desconexión del entorno y de las personas que forman parte de él, mostrándose así, agredido por una situación o persona del mismo entorno. Para poder ayudar, vamos a trabajar desde el punto de vista del niño, niña, hacia el mundo que le rodea y no lo que espera este mundo de él. Vamos a investigar, qué necesita para sentirse bien e identificar las situaciones que le aviolentan o le agreden, sin que el mundo que le rodea sea consciente de ello. Vamos a trabajar, desde el punto de vista de ese niño, niña que sufre cada, sintiéndose así, agredido por múltiples factores que responden al funcionamiento del mundo en el que vivimos.

 

Lo primero es observar qué estrategias va construyendo en el entorno que se desarrolla y cuáles no. Lo que queremos es, que deje de sentirse agredido. Que comprenda la situación y, por consiguiente, que interaccione. Vamos a intentar ayudar a construir ese entorno donde el niño, niña, pueda interaccionar con él y cuáles son las condiciones que permiten poder estar en ese entorno y, en el mejor de los casos estar bien.

 

 

Pincha en la imagen...
ESTABLECE UN ENTORNO PREDECIBLE
Las rutinas ayudan a predecir y anticipar información.
Si hay cambios, anticípate a ellos, ofreciendo la informacion necesaria para el control de las emociones.
INFORMACIÓN CORTA, CLARA Y VISUAL
Plantea situaciones reales y transcríbelas a pictogramas o imágenes que definan esa situación.
Crea un horario visual de sus rutinas con imágenes.
Si es necesario, crea contenido visual donde el niño, niña, pueda identificar la emoción que siente en ese momento.
TRABAJA LA FLEXIBILIDAD
Intenta mantener un equilibrio entre la rutina y la necesidad de tenerlo todo controlado en todo momento, para evitar posibles obsesiones.
El reloj por ejemplo, suele ser un elemento que, a la vez que le transmite seguridad, le genera una dependencia. Es posible, que necesite un reloj, pero podemos trabajar el grado dependencia para rebajar la ansiedad.
MANTÉN UN ENTORNO ORGANIZADO
Anticípate a los cambios, dota de información en todo momento del entorno.
¿Dónde estamos?, ¿a dónde tengo que ir? ¿Qué tengo que hacer?, ¿Qué esperan de mi?, ¿Cómo tengo que hacerlo? ¿Cuándo se acaba? ¿Qué vendrá después?
MANTÉN SUS RUTINAS
Mantener un espacio ordenado proporcionará equilibrio y seguridad.
Respeta sus rutinas e intenta no generar cambios inesperados.
TRABAJA VISUAL Y MANIPULATIVAMENTE
Ofrece contenidos visualmente agradables con poca letra y mucha imagen.
Intenta a través del juego, ofrecer los contenidos y la información que necesita, para resolver los diferentes retos y escenarios que se plantean.
ESTIMULA SUS CAPACIDADES
Haz que se sienta útil. Averigua cual es su zona de confort. Averigua donde puede sentirse realizado y pueda enseñar a los demás. Estar recibiendo información constantemente sin poder interaccionar con ello, es agotador. Permítele una tregua y conecta su mundo interior con el mundo que le rodea.
AVERIGUA CÓMO PERCIBE EL ENTORNO
Vista, olfato, tacto, oido y gusto.
Con la ayuda de un profesional, averigua qué percepción tiene del mundo real en cuanto a sus 5 sentidos. Nos ayudará a empatizar con el niño, niña en todo momento.
Show More

Tenemos que actuar como traductores de las diferentes situaciones donde interacciona, para poder proporcionarle información que pueda entender y así sentirse bien. Tenemos que proporcionar el sentido que tiene estar ahí, eso que está pasando y lo que pasará a continuación. Tenemos que comprender y repetirnos una y otra vez cómo estaríamos nosotros si no tuviéramos acceso a esta información. Hay que tener en cuenta, cuales son sus capacidades cognitivas y adaptar toda la información que queremos transmitirle, a su nivel de aprendizaje.

© 2023 by Art School. Proudly created with Wix.com

  • c-facebook
INFORMACIÓN CORTA, CLARA Y VISUAL

Plantea situaciones reales y transcríbelas a pictogramas o imágenes que definan esa situación. Crea un horario visual de sus rutinas con imágenes. Si es necesario, crea contenido visual donde el niño, niña, pueda identificar la emoción que siente en ese momento.